Martes, 09 Julio 2024 04:29

RECONVERSIÓN PRODUCTIVA, UNA APUESTA PARA CONSERVAR LOS PÁRAMOS DEL HUILA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un total de 116 hectáreas con acciones productivas de bajo impacto, se viene interviniendo en siete municipios del Huila para proteger tres complejos de páramo del Huila.

En los complejos de páramos con jurisdicción en el departamento como Nevado del Huila-Moras, Guanacas-Puracé-Coconucos y Sotará, se implementa un plan piloto de reconversión productiva sostenible y de bajo impacto, acciones que permitirán controlar la frontera agropecuaria a través de prácticas más productivas y de acuerdos de conservación.

Desde el año 2022 y con proyección a tres años, la CAM cofinancia en el Huila, el proyecto “Paramos macizo: Fortalecimiento de la gestión de los ecosistemas de páramo del Macizo Colombiano con miras a su preservación, restauración, conocimiento y uso sostenible”, de acuerdo al Memorando de Entendimiento suscrito con la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD) a través de la movilización de fondos del Fondo Francés para el Medioambiente Mundial (FFEM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, siendo operado por ONF Andina.

 Los municipios priorizados para el componente fueron Íquira, Teruel, Santa María (Complejo Nevado del Huila-Moras), San Agustín (Complejo Sotará), La Argentina, Saladoblanco e Isnos (Complejo Guanacas-Puracé-Coconucos). Para el caso especial de Saladoblanco, fueron excluidos considerando que la zona cartográficamente priorizada para el proyecto no cuenta con áreas productivas que permita intervención.

Sistemas productivos

Sistemas silvopastoriles y de fríjol asociado a maíz fueron las tipologías productivas seleccionadas para la transformación de las actividades hoy implementadas por las comunidades y que generan presión al ecosistema del páramo, teniendo en cuenta que estas son las actividades económicas que se realizan en las áreas de intervención, son de interés de los productores y, se constituyen en las actividades agropecuarias que representan mayor riesgo para los complejos de páramos, convirtiéndose en aquellas en las que hay que direccionar acciones para lograr la sostenibilidad en su producción. Es de resaltar que la selección de los sistemas de producción y los diseños fueron concertados y ajustados con las comunidades en talleres participativos realizados en cada uno de los municipios.

Como cada uno de los financiadores del proyecto ejecuta sus recursos, ONF Andina como operador de FFEM, ha priorizado 76 de las 116 hectáreas a intervenir en el componente de reconversión, distribuidas en 40 predios de 5 municipios (Íquira: 14, San Agustín: 12, Santa María: 5, Teruel: 5, La Argentina: 4) que poseen jurisdicción en los tres complejos de páramos, para la ejecución de acciones en torno a la conversión hacia sistemas agropecuarios sostenibles, con lo que se busca reducir de manera integral los conflictos de uso del territorio derivados del desarrollo de actividades agropecuarias.

De las 76 hectáreas a intervenir con sistemas productivos, con las que se busca además de minimizar presiones y conservar el páramo, optimizar la productividad de la actividad agropecuaria existente y mejorar el ingreso a los productores mediante la conversión de áreas a cultivos de mayor rentabilidad, 67 hectáreas (22 predios) fueron priorizados para la implementación del sistema silvopastoril, siendo los municipios de Santa María y Teruel aquellos que tendrán mayor intervención con esta alternativa productiva, cada uno con 5 predios. Por otra parte, son 9 hectáreas (18 predios) para el sistema de asocio frijol y maíz en donde los productores de San Agustín e Íquira son aquellos que cuentan con predios para esta aptitud agrícola, quienes destinan mínimo media hectárea para la producción agropecuaria que pueda destinar a la implementación de este proyecto.

Hoy, los 40 beneficiarios del componente de reconversión ya firmaron Acuerdo de voluntades que tiene como objeto la conservación, preservación y uso sostenible de las áreas asociadas a los ecosistemas de páramo y zonas aledañas del Macizo Colombiano, que además contribuye a garantizar el correcto desarrollo de las actividades en el marco del proyecto y por lo tanto a la sostenibilidad del mismo y al control de actividades antrópicas.

Equipamiento

Por otra parte, la CAM llevó a cabo un proceso de contratación para el suministro de los elementos necesarios para la implementación de sistemas productivos sostenibles priorizados correspondientes a Ganadería con rotación de potreros (5), galpones de pollos con compostaje (2), mora (13), fríjol-maíz (14), huertas orgánicas familiares (22), huertas comunitarias (2) y sistema agroforestal (5), desarrollados en veredas de los municipios de Íquira, Teruel, Santa María, San Agustín, La Argentina e Isnos.

Finalmente la coordinadora de Áreas Protegidas de la CAM puntualizó que la sostenibilidad del proyecto permitirá en el departamento, tanto el cambio progresivo de las principales actividades que hoy alteran significativamente los páramos, como el desarrollo de producción sostenible acorde con las condiciones biofísicas del territorio, singularidades que permiten a la Institución la gestión de estos importantes ecosistemas a través de concertaciones para su planificación y conservación, aspectos en los que la participación y voluntad de las comunidades relacionadas con estos ecosistemas es esencial para la toma de decisiones entorno al ordenamiento y gestión de los mismos. 

Visto 120 veces